RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Estrenos argentinos

La helada negra

Por: M.G.C.

Un mundo misterioso, una atmósfera de cuento rural y un cine que busca su mejor expresión.

Este segundo largometraje de Maximiliano Schonfeld tuvo su estreno mundial nada menos que en el festival de Berlín.

Tal cual el primero ("Germania"), en él el autor se solaza trayéndonos un pedacito de su pueblo natal.

Cuando él era chico, circulaba una historia por su comunidad de inmigrantes rubios: decían que un niño podía hablar con Jesús, y que se le concedían milagros.

Cautivado por este recuerdo inició el proyecto "La helada negra". En lugar del niño, la niña santa es ahora una mujer muy joven, encarnada por Ailín Salas.  Los aldeanos están protagonizados por actores no profesionales, oriundos del pueblo de Entre Ríos en donde se crió el autor.

Los pobladores, que viven como hace un siglo, plantando y encargándose de sus propios animales y sus cosechas, temen que una helada les arruine el trabajo. Entonces esta chica aparece, sin pasado aparente ni signos de querer irse, y les cambia el destino a todos.

El despertar sexual, las costumbres, la vida organizada por hábitos, el ramalazo del misterio que no necesita ser explicado, todo está contado con pericia, apelando a la sugestión.

Ailín Salas pasea su belleza y su porte esquivo por el relato, muy bien acompañada por los pobladores.

La cámara y la fotografía revelan un trabajo prolijo, con tomas prácticamente perfectas, muy bellas, muy plásticas. La escena de los galgos es un pequeño hallazgo, porque el autor confía en mostrar el origen de las acciones y su inmediata consecuencia, saltándose el consabido momento de la acción. Esa forma de filmar, tan interesante,  abre una pequeña puerta en la cabeza del espectador, crea un mundo etéreo de sobreentendidos y silencios que potencian el hechizo de la película.

Schonfeld es de Crespo, una comunidad rural que, al igual a la que muestra su trabajo, tiene gran población de descendientes de alemanes del Volga. La actividad de ese sitio es netamente rural y su familia cría pollos. Esos saberes, esa forma de vivir, están muy bien plasmados, y son además una proclama de defensa hacia los métodos naturales de producción de alimentos. "La helada negra" es interesante por donde se la mire.

Estreno en Buenos Aires: 7 de julio.