RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Patisserie

Mada

Por: Amelia Jonte

Un delicioso puestito de cosas dulces. Especial para armar regalos a medida  o para disfrutar un café al paso.

 

El local de Mada parece de cuento. Limpio como una tacita de plata, organizado, la vidriera dispuesta con pequeñas tortas y piezas de dulces que tientan desde el vamos por sus picos de crema, sus bucles de chocolate, sus frutos rojos dispuestos en las crestas crocantes.

Una de las paredes está revestidas de madera clara, en la otra hay dibujos naïve. Tras el mostrador, una ventana inmaculada deja ver la cocina, sus prolijos utensilios y a una de las ayudantes trabajando con gran placidez.

La propia chef, Juliana Herrera Dappe, dueña también del proyecto y la idea de Mada, recibe a los clientes detrás de una barra mínima, pulida. El clima es cálido ahí dentro, amable como la sonrisa y la mirada de su propietaria.

Ella nos explica que el concepto de patisserie no está muy extendido en la ciudad, y que implica el acto de dejarse tentar por cosas ricas. Que sus piezas son pequeñas para respaldar la idea de probar un poquito de todo sin tener que encargar una torta grande, a la usanza de las panaderías tradicionales.

Por eso en la vidriera hay tantos cuadraditos y pequeñas cakes decoradas con esmero. Cheesecake con frutos rojos, cheesecake maracuyá, brownie cake, crumble de manzanas, marquise de chocolate, son algunas de las deliciosas creaciones.

Se pueden encargar cajas con degustaciones para regalar. Ese es el fuerte del local, aunque también vale tomarse un rico café o un té mientras se espera. Además venden cafés en granos y blends de tés muy aromáticos.

El mes de junio tiene una promoción de desayunos o meriendas especiales para el día del padre, con yogur, granola y veinte minipiezas de degustación.

Juliana trabaja con recetas propias y trata de conservar el espíritu francés de su emprendimiento, pero sin dejar de atender el gusto porteño. Incorpora el dulce de leche y lo combina con sus delicadas preparaciones. La chocotorta, por ejemplo, es muy requerida.

Probamos los macarons y nos quedamos sumidas en un viaje de placer gustativo. Los ingredientes, la masa etérea, los colores que atraen el apetito, todo fue una fiesta. El Lemon Pie, así, con mayúsculas, es el mejor y más sabroso que haya saboreado nunca. Liviano, de intenso sabor frutal, con la dosis de azúcar perfecta.

Y qué decir de las tartaletas de chocolate blanco y maracuyá, de frutos rojos o de limón. Son imbatibles, sencillamente deliciosas.

Los clientes son vecinos, chicos que van a alguna de las escuelas de la cuadra, mamás que quieren tomar el té, hombres que quieren agasajar a algún ser querido (o agasajarse a ellos mismos), empresas, gente que quiere organizar desde un cumpleaños familiar hasta un evento con catering incluido.

La atención es personalizada. Y además de tantas cositas ricas, una se lleva la satisfacción de haber sido bien recibida. Recomendada.

Mada Patisserie

Mada Patisserie. 3 de Febrero 1064, Belgrano. Tel: 4775-6311.  Lunes a viernes de 10:30 a 20. Sábados de 10:30 a 19. pedidos@madapatisserie.com

www.madapatisserie.com/mada