RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Asiático

Opio Gastroclub

Por: Georgie Gandolfo & Mabe Troconis

Una puerta en Palermo nos traslada, con un simple paso, a las calles más enigmáticas de Asia para que podamos disfrutar del street food de varios países de Oriente.

Curries de la India, bahn mi y pho de Vietnam, spring rolls de Tailandia, y otras delicias de China, Japón y Taiwán. Esas son algunas de las sorpresas que Opio tiene para nosotros.

Con un estilo atrevido y diferente, disfrutamos de la propuesta típica de callejones y veredas asiáticas en el confort de un espacio íntimo y moderno. En un ámbito reducido y con luces tenues, decorado con mesas chicas o comunitarias, y acompañado de una barra que da a la cocina, se llena todas las noches, así que no olviden reservar.

Capturando la esencia de las variedades de aspectos, sabores y aromas que se explayan por todo el continente asiático, el menú consiste en una carta corta pero muy completa. Con entradas que se ajustan a cada estación, la variedad de sopas, ensaladas y snacks enamora a cualquier sabido o principiante de este tipo de cocina ancestral.

Recomendamos comenzar con platos para compartir como los wontón de cerdo y camarones, o los crab cakes de langostinos con salsa de mayonesa y wasabi. Además, si bien los platos combinan perfectamente con bebidas sin alcohol, como la refrescante limonada de menta y jengibre, recomendamos probar la extensa carta de tragos, entre ellos, las cinco variedades de Gin Tonics con toques de limón o pepino, u otros más creativos y ambiciosos, como el Caipi de Mandarina o el delicioso Whisky Sour de naranja.

Para continuar degustando la explosión de sabores, Opio ofrece dos vertientes de platos principales. El clásico curry indio por excelencia en cinco variedades: pollo, langostinos, cordero, espinacas para vegetarianos y el de búfalo que nos pareció excelente o, como propuesta más callejera, los sándwiches, de los cuales recomendamos mucho el Banh Mi Clásico, que viene con un pan francés exquisito y un balance perfecto entre las albóndigas de cerdo y las verduras al estilo vietnamita.

Cuando llegamos a los postres probamos la mousse de maní, que sorprendiéndonos con su cremosa textura, combina la genialidad del dulce y el salado en una sola explosión en el paladar. Para otros menos jugados, la opción de paleta de helado cubierta de chocolate y nueces, es un clásico que no puede fallar.

Al final de la velada, entre decorados asiáticos y palillos chinos, el disfrute en Opio Gastropub es completo y memorable. Ya sea para disfrutar en grupo o en pareja, crea un ambiente cálido, íntimo y de última tendencia, que nos hace sentir en los lugares más lejanos y exóticos, tan solo a unas cuadras del centro gastronómico más popular de la ciudad.

Opio

Honduras 4415. Tel: 11 5751-1875. Miércoles a sábados de 20  a 02.