RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Comedia dramática

La sagradita

Por: Amelia Jonte

Episodios nacionales vistos desde los confines del país. Una mujer rubia se está muriendo, pero antes de irse va a parir una leyenda.

1951. Adela es una señorona salteña. Viuda, con plata y una hija que cuida casi tanto como a sus joyas. Detesta todo lo popular, odia a sus sirvientas, teme que le roben; por eso se vuelve loca de rabia cuando su hija Elena se fuga con un don nadie.

El don nadie es Mariano, un galán de la polvareda. Hombre de mil recursos. ¡Si alguno le funcionara! Pero Elena es propensa a la fantasía. Gusta de sus besos y sus promesas. Se imagina un mundo mejor, sostenido por el amor, aunque el amor de Mariano es un poco una puesta en escena.

En su camino se cruza una compañía teatral de circo criollo. Son solo dos, Darbón y Paquito. Ellos hacen castillos en el aire con un par de trapos y un maquillaje subido. Paquito es un payaso que sueña a lo grande: sintonizar con Elena es solo cuestión de tiempo.

Los dos comparten una pasión: Evita Perón. La sagradita. La que trajo el cielo a la tierra de los humildes, de los putos y de las madres solteras; la que se muere allá, en la lejana Buenos Aires. ¿Podrá la magia del teatro, la magia del amor, hacerla revivir para siempre?

El tono de esta especie de parodia es muy onírico. Raquel Albéniz y Emiliano Díaz juegan sus fantasías a fondo, armando una pequeña ficción dentro de la ficción de la obra. María Forni y Fernando Sansiveri se lucen en cada aparición y Germán Rodríguez, en la piel de Mariano, arranca risas y le encuentra las aristas justas a su seductor desangelado. La progresión de su personaje la maneja con una gran ductilidad; siempre es un placer verlo en el escenario.

Con autoría de Selva Palomino y dirección de Gilda Bona, La sagradita presenta una versión renovada de nuestro eterno sainete criollo: la pantomima hablada de una tragedia nacional, un pueblo dividido en dos y  la leyenda de una mujer inalcanzable que hace milagros. 

El Camarín de las Musas.

El Camarín de las Musas. Mario Bravo 960. Tel: 4862-0655. Jueves a las 21.