RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Documental

Eye & yo

Por: Juan José Bertolaga

Una invitación a una experiencia maravillosa, como todo lo que se desprende del profundo sentimiento del amor.

La unión de la actriz y directora Julieta Cayetina y su abuela fue y es transcendental. Transitaron un bellísimo vinculo hasta que Eye se fue. El deseo de Julieta por tenerla consigo la llevó a querer tatuarse un signo que llevaba en su brazo, el número de Auschwitz. Buscó el código en fotos, instituciones, en la familia, pero nadie lo recordaba. Ese fue el disparador que la llevó a investigar. A medida que avanzaba, caía en la cuenta de que esa dulce mujer había estado en el centro del episodio más oscuro de la humanidad.

Esther Cajg (Eye) fue una verdadera heroína, sobrevivió a siete campos de exterminio nazi y fue protagonista de una de las vidas más audaces de la especie humana. Por ser su nieta, Cayetina conocía la historia; por haber crecido con eso, esa historia tenía otro peso.

Julieta tomó el material fílmico realizado por la compañía de Steven Spielberg a la propia Eye, y con su amiga Virginia Smith entrevistó a Eugenia Unger, la mejor amiga de su abuela, y a su tío abuelo José, ambos sobrevivientes al Holocausto.

Conmovida por ese material, decidió llevarlo a escena y para eso se entrevistó con el autor y director Dennis Smith, procesaron tan especial contenido y se encaminaron a realizar este espectáculo.

El material resultante es una verdadera obra de arte, desde lo estético, el mensaje que comunica, la calidad poética. Allí no hay golpes bajos, todo es enseñanza. En cada función Julieta, guiada por el director, interpretado por Francisco Prim, se encuentra con Eye en el cuerpo de Laura Oliva, en medio de un bosque, y ese encuentro certifica qué es lo único importante en la vida.

Es de destacar la brillante composición de Oliva en los roles que transita, un verdadero monstruo sagrado conectando con un sentido bestial que sólo los grandes poseen. Imperdible.

El Cultural San Martín.

El Cultural San Martín. Sala Alberdi. Sarmiento 1551. Domingos a las 19.