RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Cafetería

Root

Por: Luis Enrique Medina

En uno de los oasis de la ciudad se presenta este particular café, con excelente atención, muy buena calidad de propuestas y un lugar divertido, de muy buen gusto.

En uno de los sitios más encantadores de la ciudad, por su rica y ecléctica historia, se acaba de instalar un local que rinde homenaje al culto del café.

La manzana delimitada por las calles Lavalle, Riobamba, Callao y Avenida Corrientes es atravesada por un singular pasaje en forma de S. Al investigar el motivo de su trazado nos encontramos que fue una estación de trenes y que por ese sitio pasaba la histórica locomotora La Porteña, que unía una antigua estación situada donde hoy está el Teatro Colón con el lejano barrio de Floresta. Hablamos de 1857, una Buenos Aires con calles de tierra y algunas adoquinadas.

Para 1883 el tren comenzó a salir de Plaza Once. Desde entonces el pasaje  se trasforma, en principio en una cuadra de casas de tolerancia, como se le decía a los prostíbulos. Con el tiempo y con la llegada de la fábrica de bujías, hoy convertida en el Teatro El Picadero, el sitio fue más amigable.

La construcción de la escuela Liceo Nº 7, Domingo Faustino Sarmiento, hizo que sus fondos modificaran el aspecto. Es casi en la actualidad que ha quedado escondida en ese pasaje pintoresco que lleva el nombre del genial autor Enrique Santos Discépolo .

Sentarse en Root es una experiencia gratificante. El relajado clima, su delicada y extravagante ambientación, la esmerada atención y una superlativa calidad de productos, hacen del lugar un sitio recomendable.

Un grupo de jóvenes emprendedores y fanáticos del sagrado grano del café, se ha propuesto dar un servicio insuperable, marcando algunas diferencias en el sentido de la propuesta. Poseen blends de diferentes procedencias que son una maravilla de la alquimia cafetera. Sobre estas infusiones se puede experimentar infinidad de versiones. Además poseen detalles de muy buen gusto, como es una vajilla de cerámica especial para esta bebida, con diseños revolucionarios que mantienen la temperatura, concentran el sabor y le dan un aspecto muy característico al espacio.

Unos exquisitos productos, en surtida variedad, pueden ser elegidos  para acompañar la estadía, están en exhibición para que el visitante pueda tentarse con una simple mirada hacia la barra.
Les aconsejo permanecer en el sitio, se sentirán en un oasis de la ciudad. Un distinguido y excéntrico paisaje urbano  inspirado en el disfrute.

 

Root.

Root. Pasaje Enrique Santos Discépolo 1830.