RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Experimental

Teatro de guerra

Por: Laura Ávila

La impactante película, opera prima de Lola Arias, se estrena en Buenos Aires.

Teatro de guerra fue premiada en la 68º Berlinale y en el 20° BAFICI.  No es un film de formas clásicas. Su directora, Lola Arias, es una talentosa realizadora teatral, que el 2013 fue invitada al  Festival Internacional de Teatro de Londres. Le pidieron una obra para mostrar en Después de una guerra, exhibición en la que artistas de todo el mundo desarrollaron proyectos sobre las consecuencias de distintos conflictos armados.

Ella presentó un corto en donde cinco veteranos recrearon escenas de la guerra en sus lugares cotidianos de trabajo.

Luego de esa experiencia empezó a hilar más fino. Tuvo la idea de provocar una serie de encuentros entre ex-soldados veteranos de la Guerra de Malvinas, pero del bando argentino y del inglés, y de ficcionalizar esas aproximaciones, tanto en soporte teatral como audiovisual.

Así nació la obra de teatro, y luego, como una especie de apéndice  pero con herramientas propias, esta película que recomendamos.

Parte desde el casting de ex combatientes y crece hasta una posible filmación en Malvinas (o las Falkland).

Con una estructura muy sutil pero realmente bien urdida, la directora trabaja con la materia prima de los recuerdos. Les hace contar, a cada hombre en su idioma, algún episodio del conflicto armado que les haya impactado. Luego ensaya una puesta para ese momento, la repite desde la acción hasta la palabra, y luego la registra. El resultado es una verdadera tragedia, en cuanto a lo épico de los relatos y su conocido pero inevitable desenlace.

Hay muchas cosas para ver en este teatro. Los cuerpos de los ex-soldados, atravesados por distintas postguerras, por ejemplo. La guerra sin pensión ni ayuda de los vencidos. La guerra de obra social castrense de los vencedores. La elaboración del relato de la victoria y la derrota. El sufrimiento sudamericano versus el inglés.

Y sin embargo, interactuando con los textos de sus vidas, esos dos grupos terminan por confundirse. Una señal secreta los hermana.

La película es envolvente, se desenrolla con la dinámica de los pensamientos recurrentes. O los sueños.

Y en ese espacio místico de la trama se puede reír, se puede, llorar. Se puede ser espectador del dolor, dejándolo atrás muy lentamente, dejando ir también toda la mezquindad de una guerra inútil. Se puede ver, de una maldita vez, la dimensión del otro.

 

Sala Leopoldo Lugones / Malba Cine.

Estreno en Buenos Aires: 6 de septiembre.

Sala Leopoldo Lugones. Av. Corrientes 1529. Del 6 al 18 de septiembre a las 21:30. Malba Cine. Av. Figueroa Alcorta 3415. A partir del 8 de septiembre, los sábados a las 20.