RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Unipersonal

Para mí sos hermosa

Por: Sabina Pérez

Trucos de un escapista profesional contados por una serie de mujeres abandonadas. Una comedia agridulce que intenta definir la mecánica secreta del amor, las ilusiones y los recuerdos.

El mago Harry Vansky es una estrella en la feria trashumante. Su truco favorito es escaparse de un baúl sellado, debajo del agua. Sus asistentes siamesas lo esperan en la superficie. Quizás lo amen en secreto.

Pero esta vez algo parece fallar. Harry no emerge de su caja y las mujeres no se animan a sacarlo. ¿Harry vive o está muerto? ¿Pereció bajo las aguas o hizo su truco más formidable: desaparecer para no volver jamás?

Muchas féminas abandonadas vieron pasar a Harry, disfrutaron de su efímero encanto, se embriagaron con el rastro de su misterioso perfume. Ahora tratan de reconstruirlo desde la palabra. Lo lloran y lo maldicen, pero también lo añoran.

Para mí sos hermosa tiene un excelente diseño de escenografía y vestuario, a cargo de Alejandro Mateo. Pero su atractivo fundamental reposa en Paula Ransenberg, dramaturga y también protagonista absoluta.

Su magnífica actuación contiene siete personajes diferentes, y a todos sabe conferirle un matiz único. Es como si prestara su cuerpo para que lo invadan la viuda de Harry, las monstruosas y frágiles siamesas, una perfumista húngara, una mujer magnética, y otra evanescente. Todas lloran la magia perdida del hombre que las dejó. Paula logra hablar del amor que se esfuma con un discurso a muchas voces.

La obra es el mapa de un duelo amoroso, pero se compone de cuadros divertidos y sorprendentes, como pequeñas varietés, que difuminan la tristeza y resaltan con mucho humor las ridículas actitudes que podemos tomar al sentirnos solos.

Su anterior trabajo, Sólo lo frágil, -escrito junto a Luciana Dulitzky-, exploraba la línea del anhelo de querer y de ser correspondido. En Para mí sos hermosa, esta vez dirigida por Marcelo Nacci, la búsqueda se encamina a pensar en el amor como si fuera un acto de magia. El mejor de los ilusionismos: aquel que mejora en el recuerdo y el que se derrumba cuando se le ven los hilos.

El amor, aquella alquimia misteriosa, que a veces puede estar en nosotros mismos, sin más trucos que nuestra propia capacidad de amar.

 

 

 

La Carpintería

La Carpintería. Jean Jaures 858.  Viernes a las 20.