RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Estrenos argentinos

Amapola

Por: Laura Ávila

Llega la esperada opera prima de Eugenio Zanetti, el artista cordobés ganador de un Oscar.

A qué género pertenece Amapola? No es un drama clásico, ni una comedia, ni un musical. No es una autobiografía, aunque contiene todo el mapa genético de su director. No es una pintura, aunque casi todos sus planos están rodados con un gran sentido de la plástica.

Yo creo que Amapola es un cuento. Un cuento de hadas, que nos hace soñar con las cosas aquellas que creíamos perdidas para siempre: el tiempo, la juventud, el buen amor, un hogar protegido por un río amistoso, una isla de la fantasía.

La película narra parte de la historia de Amapola, una chica cuyos padres son cantantes líricos retirados. Viven en un hotel con toda su parentela, que es numerosa. Cada verano representan una obra de Shakespeare para sus vecinos, vestidos como en una ópera. Amapola crece en ese paraíso un poco loco, esperando que el río le traiga un amor.

No esperen un guión clásico. El punto de giro sucede a la hora larga de metraje, pero de alguna mágica manera encaja, funciona como el engranaje secreto de una cajita de música. Zanetti se la juega contando a través de las imágenes y su fuerza radica justamente en esa construcción visual. 

Para eso contó con la colaboración de Ueli Steiger​, director de fotografía de la industria norteamericana que lo siguió en esta aventura. Trabajaron, según sus palabras, con una fotografía old fashion, muy intuitiva y casi sin efectos digitales. Lograron una hora mágica casi perpetua para las escenas principales, y un azulado intenso para los quiebres del relato.

Zanetti tuvo en cuenta la dinámica del sueño. Reconstruyó las impresiones de su infancia, la influencia del primer cine que vio (Las zapatillas rojas, Fanny y Alexander) y puso ese sueño en escena. Ese hotel es el resultado milagroso de filmarlo como un rompecabezas, en locaciones repartidas en lugares distintos y lejanos como La Plata, el Palacio Sans Souci, la Legislatura porteña y el Tigre Hotel. También hubo reconstrucciones en los estudios de Sono Film, como una suerte de homenaje al viejo cine argentino.

¿Y que se puede decir de los actores? Todos se mostraron encantados en filmar con Zanetti y eso se nota en la constelación de estrellas que aparecen.

La hermosa protagonista, Camilla Belle, es una actriz norteamericana de origen brasilero. Habla tres idiomas y tuvo una temprana filmografía en nuestro país (participó en Secret of the Andes, rodada en Salta, a los trece años). Su Amapola está sabiamente construida de adentro hacia afuera, y se vale de gestos y miradas para revelar el rico mundo interior del personaje. Está secundada por una Geraldine Chaplin encantadora, el bello canadiense François Arnaud y un elenco local que incluye a Juan Acosta, Elena Roger, Nicolás Scarpino, Lito Cruz, Leonor Benedetto y Esmeralda Mitre entre muchos otros, que componen brevísimas pero interesantes criaturas.

La dirección de arte es magnífica y la música termina de crear el espíritu especial del film.

Amapola es un triunfo de la imaginación. Si existiera una máquina para filmar los sueños, esto es lo que su caja negra revelaría.

Estreno en Buenos Aires: jueves 5 de junio.