RECOMENDADOR DE ARTES Y ESPECTÁCULOS

Comedia dramática

Casa Linguee

Por: Bianca Lalli

Aborda un tema difícil de asumir por el ser humano y traslada al espectador a un espacio de reflexión y silencio acompañado de sentimientos.

Nueva propuesta creada y dirigida por el director, dramaturgo, actor y docente Christian García. Conocido por dirigir obras tales como Muñecas taiwanesas, El monstruo tan temido y La manchada. En esta ocasión el multifacético dramaturgo decide adentrarse en un tema tabú de forma original, tomando la muerte como materia y motor para la producción artística de Casa Linguee.

Las acciones se llevan a cabo en la sala de un velatorio, que cumple la función de oficina y en algunos momentos incluso de vestuario, donde se desarrollan los rituales macabros que se realizan antes de despedir un cuerpo.

Gran elenco, compuesto por Paula Aguirre, Ignacio Arroyo, Gustavo Barbeito, Natalio Bellíssima, Yamil Chadad, Lucas Crespi, Camila Cruz, Estefanía D'Anna, Fernando De Rosa, Christian García, Claudio Maino, Alejandro Pérez, Daniela Piemonte, Julián Sortino y Ricardo Tamburrano. Interpretan perfectamente las muy marcadas y diferentes personalidades, que a pesar de ser tan distintas tienen algo en común, todas se encuentran igual de perturbadas. Crispi se pone en la piel de un joven en busca de trabajo, un tanto perdido, que al igual que el público, trata de descifrar la situación que lo rodea, combinando un tema tan profundo como la muerte con momentos de humor.

Con numerosos actores en escena, el foco de atención cambia constantemente. Se producen diálogos simultáneos, que no necesariamente tienen un final, sino que se van complementando mutuamente. La dedicación de estos no se pierde en ningún momento a pesar de encontrarse fuera del centro de atención.

La pieza requiere de espectadores activos y atentos, lo cual se logra con facilidad ya que desde el principio atrapa a su audiencia. Utiliza para esto elementos como el misterio que se mantiene hasta el final.

La iluminación transmite profundamente la angustia y la ausencia que los personajes van experimentando en el transcurso de la obra. Refleja y permite contemplar la imagen del último momento, invitando al espectador a reflexionar sobre la pérdida y la fragilidad de la vida.  

Teatro del Abasto. Humahuaca 3549. Miércoles a las 21.

www.teatrodelabasto.com